cabecera
    23 de febrero de 2020
El Proceso Kimberley fracasa en su intento de consensuar cambios sustanciales
Ampliar

El Proceso Kimberley fracasa en su intento de consensuar cambios sustanciales

La sesión plenaria que el Proceso de Kimberley (KP) celebró el pasado viernes en Nueva Delhi fue un “espectáculo triste y surrealista” si atendemos a las palabras de los representantes de la Sociedad Civil, presentes en una cita en la que tanto Organizaciones no Gubernamentales como representantes de la Industria del diamante tenían grandes expectativas para, principalmente, ampliar la definición de Diamantes de Conflicto de forma que integre las nuevas formas de violencia surgidas en estos últimos años.

Pero no pudo ser por falta de consenso y los 82 estados participantes "se perdieron en discusiones insoportables sobre reglas, procedimientos y trivialidades, ya que solo podían estar de acuerdo en que, de hecho, no estaban de acuerdo en nada sustancial" añaden los observadores en un duro comunicado.

El mayor problema es que, al ser el Proceso Kimberley una organización supranacional con enormes trabas administrativas y normas burocráticas, la próxima ronda de reformas no tendrá lugar hasta dentro de cinco años, según el protocolo. Esto deja sin respuesta a la creacion de un Secretariado Permanente para intervenir de forma más ágil ante cualquier incidencia y también sin financiación --a través de un Fondo de Donantes-- a las organizaciones que trabajan sobre el terreno, que eran las otras dos grandes demandas para este ciclo de cambios que ahora se cierra.

"Nuestra conclusión general de este Plenario es de profunda decepción. Si bien el Proceso de Kimberley puede ser, en papel, un proceso tripartito, en realidad es un organismo dominado por el gobierno que no trasciende los intereses nacionales" lamentaba Shamiso Mtisi, portavoz de la Sociedad Civil.

Éxito a medias para la Industria

La primera reacción desde la industria --representada en el Consejo Mundial del Diamante (WDC) ante esta falta de consenso entre los gobiernos fue del presidente del WDC: “Si bien el KPCS continúa cumpliendo una función importante, el fracaso del proceso político para lograr el consenso fue una oportunidad perdida para mejorar la efectividad de esta piedra angular de la integridad en el negocio de los diamantes.

Y aunque los estados miembros del Proceso Kimberley no llegaron a una decisión unánime, sí respaldaron el Sistema de Garantías del Consejo Mundial del Diamante (SoW, en sus siglas en inglés). Se trata de un protocolo de autorregulación relacionado con los derechos humanos y laborales, la lucha contra la corrupción y el lavado de dinero, según explicó Fischler en sus conclusiones finales.

"Si bien abogamos por fortalecer el alcance del PK, simultáneamente fortalecimos el SoW, que es una herramienta poderosa que ya está aplicada por la industria, para garantizar la confianza del consumidor tanto en el PK como de forma independiente", añadió el presidente del Consejo.

Algunos avances

Pero no todo fueron fracasos en la reunión del Proceso. Los estados presentes acordaron reestructurar el sistema marco operativo creado para la República Centroafricana a propuesta de Estados Unidos. El país está actualmente separado por zonas 'verdes', desde las cuales se permite la exportación monitorizada, y zonas 'rojas', desde las cuales se prohíbe la exportación. No obstante, como recuerdan desde las ONG que trabajan sobre el terreno, la "permeabilidad entre ambas zonas" sigue siendo la asignatura pendiente para el éxito de esta iniciativa.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

GOLDANDTIME| Diario online de Información Joyera y Relojera

Grupo

GOLDANDTIME.ORG es un Diario online del Grupo NEXO
© Copyright Grupo NEXO | ® Todos los Derechos Reservados
Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Gestor PDF Digital EditMaker 7.5