cabecera
    9 de abril de 2020

ESPECIAL PROTAGONISTAS | MARIANO Y ÁLVARO CARRERA | Carrera Grown Diamonds

Carrera: La Joyería necesita un revulsivo para ponerla de nuevo en la mente de los antiguos y los nuevos clientes

Los hermanos Mariano (arriba) y Álvaro Carrera.
Ampliar
Los hermanos Mariano (arriba) y Álvaro Carrera.
Los hermanos Mariano y Álvaro Carrera inician este mes una ‘prueba de fuego’, introduciendo una línea clásica montada con diamantes creados en laboratorio.

¿Quiénes son los hermanos Carrera? ¿Cómo ha evolucionado su trayectoria?
Los hermanos Carrera proceden de un reconocido negocio familiar que ha estado vinculado a la joyería desde 1885 y tanto Álvaro como Mariano llevamos desde el inicio de nuestra carrera profesional en este Sector. Ambos somos gemólogos y tasadores, y actualmente, tenemos un negocio en común que es el de Carrera Grown Diamonds.

¿Cuándo surge la idea de introducir en el mercado español joyería con diamantes creados en laboratorio?
Es un cúmulo de circunstancias, ya el año pasado iniciamos una línea de negocio dedicada a la compra de stock de tiendas y nos dimos cuenta de la cantidad de establecimientos que están echando el cierre a un ritmo vertiginoso. Nos pusimos a analizar el problema y detectamos que no se trataba sólo de un caso nacional, sino que es una tendencia a nivel global, por nuestra experiencia y contactos en ferias internacionales de EE.UU, Asia y Europa. La joyería está atravesando una crisis y percibimos que la aparición del diamante creado viene en un momento óptimo porque puede ser un revulsivo a nivel comercial para nuestros clientes, tanto para los nuevos como para los que hemos perdido. Es un producto más en la línea de las nuevas generaciones.

¿Creéis que el público y el comercio están lo suficientemente ‘maduros’ en nuestro país como para aceptar este tipo de gemas con normalidad?
Personalmente considero que el público final aún no está preparado porque la difusión de esta nueva piedra no está muy popularizada pero sí que es cierto que a nivel profesional el joyero no tiene más remedio que ponerse al día con las nuevas tecnologías para ofertar nuevos productos en su tienda y este es sin duda un producto idóneo para ese fin. Por ejemplo, hace 20 años era impensable para cualquiera de nosotros que alguien tuviese joyería en plata en un escaparate del Barrio de Salamanca de Madrid, y sin embargo hoy en día no hay ninguna que no tenga plata en su escaparate. Nosotros pensamos que esta es una apuesta parecida para popularizar el uso del diamante. Como ejemplo, a mis clientas particulares a las que ya les he mostrado piezas de nuestra nueva colección les están encantando y cuando se les explica con transparencia el origen de las piedras, asumen que es una opción muy a tener en cuenta. De hecho pensábamos que se trataba de un producto destinado a generaciones más jóvenes y que entre las mayores iba a generar un rechazo, pero nuestra experiencia, al menos por el momento, está resultando muy positiva entre este público de mediana edad.


Hace 20 años era impensable para cualquiera de nosotros que alguien tuviese joyería en plata en un escaparate del Barrio de Salamanca de Madrid. Ahora todas la tienen, sin excepciones


¿A grandes rasgos, cuáles son las principales ventajas del diamante sintético frente al natural?
Desde el punto de vista de nuestro distribuidor supone, lo primero, un argumento de venta para volver a visitar a una cartera de clientes que pueda estar reacia a ver lo mismo de siempre. Esto es una apuesta que no creo que pueda salir mal, lo único es que desconocemos los tiempos. Nosotros arrancamos con Carrera Grown Diamonds porque estamos detectando que algunos de los diamantes que se están vendiendo actualmente en España no se están introduciendo de manera totalmente transparente. Nosotros queremos llevar al gran público el conocimiento de que esta piedra existe y está a su disposición. Al mismo tiempo creemos firmemente que un diamante creado debe ir siempre con un certificado que acredite su origen para que no haya lugar a confusión.

¿A nivel de diseño, ¿con qué tipo de colecciones van a salir al mercado este mes de septiembre?
Vamos a empezar con una colección muy clásica para que, por encima del diseño, prime sobre todo la piedra. Estamos montando, por ejemplo, solitarios, cintillos, dormilona… joya de pedida, de boda, arrancando con piedras incoloras pequeñas, de 0,3 puntos, y yendo hasta gemas de 2 y 3 quilates. De momento no vamos a tocar la piedra de color porque consideramos que entramos en un mercado muy tradicional con un producto muy y hay que empezar paso a paso.

¿Venderán también diamantes sueltos para profesionales?
Si. De hecho las primeras piedras que hemos vendido son gemas sueltas. Nosotros vamos a poner a disposición de los fabricantes, mayoristas y distribuidores tanto las colecciones que vamos a presentar en esta edición de Madrid Joya, como las piedras sueltas. Todo será cuestión de conocer y atender las necesidades de nuestros clientes y cotizar un precio. Como sabes, el precio del diamante creado todavía está fluctuando mucho, con márgenes muy estrechos. Sin embargo llegará un punto en el que el precio del diamante creado toque suelo y ahí habrá una oportunidad para montar colecciones y comercializarlo a un volumen aún mayor.

¿Precisamente en cuanto a precios, teméis la entrada masiva de diamantes creados, por ejemplo desde el mercado chino, que suponga un abaratamiento masivo?
Nosotros nos hemos planteado diversos escenarios. Imagínate que al final su precio acaba cayendo al nivel de la circonita. Me vale. Todos los días se venden miles y cientos de miles de circonitas para infinidad de piezas que se montan y se venden a nivel global sin mayor problema. En cualquier caso creemos que nunca llegará al precio de la circonita básicamente porque estamos hablando de un diamante, aunque su origen no sea natural, y su calidad no tiene absolutamente nada que ver con esta piedra. Es la apuesta que tratamos de trasladar a los profesionales. De hecho hemos alcanzando muy rápidamente un acuerdo con la empresa Sotoca, un fabricante de tradición en el sector, y que comercializa diamante natural. No vemos el problema de compatibilizar ambas actividades, las dos se complementan. Además, desde el punto de vista de la venta al minorista, si con el diamante natural se suele visitar un par de veces al año, no más, ahora puedes visitarlo cuatro con este nuevo producto. Y el cliente ya que elija. Lo que buscamos es ampliar el abanico de oferta de las tiendas.


Si con el diamante natural se suele visitar un par de veces al año, ahora puedes visitarlo cuatro con este nuevo producto. Y el cliente ya que elija. Lo que buscamos es ampliar el abanico de oferta de las tiendas



A nivel global existe una fuerte oposición por parte de productores y distribuidores de diamantes naturales. ¿Creen que este tipo de gemas suponen una 'amenaza' para el mercado tradicional?
El diamante creado es una opción que nos ha abierto una nueva oportunidad a todos. Hay que destacar que la primera empresa importante en comercializar estos diamantes ha sido la propia De Beers. Si ellos han visto una oportunidad de negocio, ¿Porqué el resto no?

Pero para ellos es una línea de negocio que se esfuerzan en separar al máximo del diamante natural. Me parece correcto, ¿Por qué no? Son dos mundos obligados a entenderse, el natural y el creado. Hace años no se veía en el escaparate una circonita. Ahora muchísimas las venden con oro de 18 quilates, es decir, con la mismas monturas que el diamante. Y con los diamantes creados por el hombre estás abriendo el escaparate a nuevos clientes. No todo el mundo tiene cinco, seis, o diez mil euros para un diamante natural. Vamos a intentar hacer más accesible la entrada a la tienda, al mundo de la joyería y del diamante.

A los fabricantes y distribuidores no les gusta mucho la utilización del a palabra sintético, que evidentemente no es muy comercial. ¿Cuál es el término adecuado?
A mí me encanta la palabra creado. Es un hito de la humanidad, que gracias a las nuevas tecnologías ha conseguido el logro de igualar a la fuerza de la naturaleza, ¿Por qué no lo vamos a llamar creado? Es como cuando se hablaba de clonar animales, en su momento, lo que técnicamente ya es posible. Ahora estamos viviendo una nueva revolución en el Sector de la Joyería. Hay puristas que insisten en destacar la palabra sintético y a mí me parece que es menospreciar este logro, producto de décadas de desarrollo. Además si miramos a los grandes laboratorios gemológicos (HRD, GIA), en sus certificados indican claramente diamante creado, no sintético.



Por primera vez se presenta en Madrid Joya una marca española con joyería montada con diamantes creados, ¿tienen buenas sensaciones? ¿Cuáles van a ser los otros canales de comercialización de la marca?
Lógicamente es una apuesta muy importante de nuestra firma y también vamos a ir de la mano de Sotoca, con un stand conjunto en el que veremos colecciones de diamante natural y diamante creado compartiendo el mismo espacio. Entendemos que en un principio va a generar muchas dudas, dudas que para eso estaremos ahí, resolviéndolas, y lo que intentaría es animar al joyero, al empresario que hiciera una prueba con algunas piezas para que cuando le llegue el cliente pueda mostrárselo y al final sea él quien tome la decisión final. Es cuestión de tiempo. Además nuestra idea es dar a nuestros distribuidores una exclusividad, un servicio personalizado, hacer presentaciones in situ y posteriormente llevar un seguimiento… de manera que haya reciprocidad hacia con la tienda. Nosotros sabemos valorar la experiencia con tantos profesionales del sector. Pensamos que hay que apostar por eso. De momento vamos a empezar cliente a cliente, pensando más en la calidad del producto y del servicio, que en la cantidad.

¿Cuáles son sus perspectivas de futuro en España para la joyería con diamantes creados en un laboratorio?
Vamos a ver, el sector del consumo, en general, no atraviesa ni mucho menos su mejor momento. De hecho seguimos sin Gobierno, con serios problemas económicos y con una falta de expectativas de futuro brutales, pero hay que seguir apostando por innovar, por presentar nuevos productos para dinamizar el mercado. La joyería tal como la conocemos está pasando por periodo de recesión brutal y tenemos que dar alternativas a los nuevos clientes, que son las generaciones que precisamente estamos perdiendo y que se decantan por otras opciones de consumo como la tecnología, el ocio, los viajes.. etc, y que han dejado de tener un aliciente en la joyería, a unos precios accesibles. Eso es lo que es necesario revertir.

¿Dentro de los argumentos de venta consideran también el origen, a priori más ético, de este tipo de diamantes?
Primero hay que recordar que, pese a las connotaciones de diamante de 'conflicto' que a menudo han lastrado al diamante natural, este ha seguido vendiéndose. Dicho esto, en el caso de los diamantes creados esa problemática desaparece y, por supuesto, los medios de fabricación de diamantes en un laboratorio no tienen nada que ver con los métodos más invasivos de extracción del diamante natural medioambientalmente hablando. Tenemos argumentos nuevos para defender una nueva piedra. Hay también quienes sugieren o venden directamente bajo los términos ‘eco’,‘verde’… etc. Creemos que, efectivamente son menos agresivos hacia el medio ambiente, pero colgarle la etiqueta de ‘ecológicos’ me parece aún un poco precipitado. Lo que tengo claro es que en ningún caso se les podrá acusar de financiar conflictos armados.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

GOLDANDTIME| Diario online de Información Joyera y Relojera

Grupo

GOLDANDTIME.ORG es un Diario online del Grupo NEXO
© Copyright Grupo NEXO | ® Todos los Derechos Reservados
Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Gestor PDF Digital EditMaker 7.5