cabecera
    30 de octubre de 2020
Colombia pide un Proceso Kimberley para el oro ‘sucio’
Ampliar

Colombia pide un Proceso Kimberley para el oro ‘sucio’

El Gobierno de Colombia demanda un proceso similar al de Kimberley con los diamantes de ‘sangre’ para el comercio de oro en su país y el conjunto de Iberoamérica. Esta vez no han sido los productores ni las ONG las que denuncian los graves abusos, sino el ministro de Industria del país, Germán Arce, quien alerta del inmenso volumen de oro que sale del país con destino a los mercados internacionales sin ningún tipo de control.
Una de las miles de explotaciones artesanas del país, fuera del control estatal.
Ampliar
Una de las miles de explotaciones artesanas del país, fuera del control estatal.

Arce culpa de parte de este problema a refinerías e intermediarios, que compran el oro de fuentes poco fiables. “Existe una responsabilidad en los compradores que adquieren este metal y mi temor es que buena parte de ese oro acabe en los depósitos de los bancos centrales de cualquier país”, asegura.

Según los datos de la Fiscalía colombiana en torno al 80% de la producción de oro del país (unas 60 toneladas anuales) está controlada por mafias y grupos armados que actúan al margen de la legalidad y explotan a hombres, mujeres y niños para extraer el metal en las áres que controlan. Además de provocar graves daños contra el medio ambiente como el envenenamiento de los ríos con mercurio y la deforestación incontrolada.

La desmovilización de las guerrillas (ELN y FARC) pueden agravar el conflicto del oro

Pero eso no sólo ocurre en Colombia. Este Periódico ya denunció hace poco más de un año la falta de medidas más contundentes por parte de Gobiernos y entidades supranacionales en un conflicto silencioso que no acapara las portadas de los grandes medios internacionales, pero que afecta a miles de personas en todo el continente sudamericano.

El artículo ¿‘Necesita Iberoamérica un Proceso Kimberley para el oro?’ recoge un informe independiente financiado por el Gobierno suizo que pone de manifiesto cómo el 28% del oro extraído en Perú; el 30% de Bolivia; el 77% de Ecuador y entre el 80% y el 90% de Venezuela se produce y exporta sin control oficial.

Unos acuerdos de paz contraproducentes

Lejos de lo que se pudiera esperar tras la firma de los acuerdos de paz el año pasado con la guerrilla de las FARC que ponía fin a más de 50 años de conflicto armado en el país, la situación podría ir a peor según algunos analistas. Y es que los miles de guerrilleros que a partir de ahora se desmovilizan no tienen tampoco muchas alternativas para sobrevivir y el comercio ilegal de drogas y de oro es una fácil y jugosa salida para salir adelante.

El presidente del país anunció hace un par de años un plan de choque para poner coto a esta situación pero los resultados no están siendo los esperados, de ahí la llamada del ministro colombiano a refinerías y organizaciones internacionales como la ONU, para poner en marcha "medidas conjuntas" que podrían ser similares a las del Proceso Kimberley con los diamantes de 'sangre' en África, que pongan fin a este conflicto.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

GOLDANDTIME| Diario online de Información Joyera y Relojera

Grupo

GOLDANDTIME.ORG es un Diario online del Grupo NEXO
© Copyright Grupo NEXO | ® Todos los Derechos Reservados
Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Gestor PDF Digital EditMaker 7.5