cabecera
    26 de septiembre de 2018

ANÁLISIS DEL HRD ANTWERP

El diamante sintético de 3 quilates analizado en el laboratorio. En la imagen inferior izquierda, inclusiones en forma de puntos, visibles con la lupa.
Ampliar
El diamante sintético de 3 quilates analizado en el laboratorio. En la imagen inferior izquierda, inclusiones en forma de puntos, visibles con la lupa.

Los diamantes sintéticos siguen 'creciendo'

Una investigación del HRD muestra que ya es posible encontrar en el mercado diamantes sintéticos de hasta 3 quilates

Fig. 3. Las flechas blancas indican el patrón de crecimiento del diamante.
Ampliar
Fig. 3. Las flechas blancas indican el patrón de crecimiento del diamante.
El HRD de Amberes ha publicado recientemente el análisis de un diamante sintético de 3,09 quilates. Se trata de la primera vez que este laboratorio recibe una piedra creada por el hombre de este tamaño, ya que hasta ahora lo habitual eran melés o diamantes en torno a 1 quilate. Esto hace hace pensar ya que no hay límites para que sigamos viendo cada vez con más frecuencia, diamantes de mayor tamaño en el mercado.
El trabajo lo realizaron las investigadoras del HRD Antwerp Ellen Biermans y Ellie Barrie. Esta última participó en la pasada edición de ProDiam precisamente con una ponencia acerca de los diamantes producidos por el hombre; cómo se forman y qué tipo de diamantes hay, así como cuáles son los procedimientos que se siguen para detectarlos.

El diamante analizado en el laboratorio era de talla brillante (con medidas 9.36 – 9.42 mm x 5.76 mm) y se fabricó por el método CVD (Deposición química de vapor). Esta técnica utiliza alta temperatura. Aquí se usa un sustrato como base y mediante un gas que contiene carbono y, a través de reacciones químicas, se van depositando las diferentes capas que darán forma al diamante. Con esta técnica se pueden crear piedras a una velocidad de medio milímetro al día, por lo que entre 3 y 5 días ya podemos tener un diamante.
"Ya no hay obstáculos técnicos" para crear diamantes aún mayores

Los resultados del análisis desvelaron que se trata de una piedra tipo IIa (con un característico patrón de tatami) y un grado de claridad VS2, ya que cuenta con algunas pequeñas inclusiones en forma de puntos (pinpoint), visibles a la lupa. Según el HRD, no mostraba indicios claros de un posible tratamiento del color después del crecimiento.

Crecimiento por etapas

Un estudio más profundo a través de técnicas espectroscópicas mostró que, si bien el pabellón de la piedra tenía una estructura de crecimiento de capas, (Figura 3, izquierda), este crecimiento se realizó en diferentes etapas, parando y volviendo a arrancar el proceso, como indican las flechas de la figura 3.

Aunque no se explica el porqué de este proceso lo cierto es que crear un diamante de este tamaño de forma artificial pudo llevar semanas de 'crecimiento' en un laboratorio. El HRD indica que el 'plato' (piedra en bruto resultante del proceso CVD), debía ser "enorme" para cortar una piedra de de tres quilates como la que analizaron, y apuntan a que "ya no hay obstáculos técnicos" para crear diamantes aún mayores.

Acceda al artículo original, en inglés, en este enlace.
Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

GOLDANDTIME| Diario online de Información Joyera y Relojera

Grupo

GOLDANDTIME.ORG es un Diario online del Grupo NEXO
© Copyright Grupo NEXO | ® Todos los Derechos Reservados
Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Gestor PDF Digital EditMaker 7.5