cabecera
    4 de diciembre de 2020

Hasta 10 años de carcel por falsificar un certificado de Kimberley

Un certificado Kimberley de procedencia dudosa, emitido desde Sierra Leona. Foto: Centro del Diamante de Amberes
Ampliar
Un certificado Kimberley de procedencia dudosa, emitido desde Sierra Leona. Foto: Centro del Diamante de Amberes
Un traficante de diamantes norteamericano se enfrenta en su país a una pena de hasta 10 años de cárcel después de haberse declarado culpable de comerciar con diamantes en bruto procedentes de África utilizando certificados de Kimberley falsos.

El juicio arrancó el pasado día 1 de octubre pero los hechos se remontan a finales de 2018 cuando, después de meses de seguimiento, un agente de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) encubierto contactó con el individuo que ahora está siendo juzgado en un Tribunal Federal de Florida, asegurándole que tenía un lote de 100 quilates de diamantes en bruto, pero que necesitaba un certificado de Kimberley para “blanquearlos”.

El sujeto en cuestión le aseguró al agente que no habría ningún problema, pero que necesitaría una “cantidad adicional” para sobornar a funcionarios “amigos” de países como Namibia, Tanzania o Sierra Leona.

Como prueba de su credibilidad el acusado proporcionó al agente dos certificados Kimberley manipulados. Uno llevaba el presunto sello del Ministerio de Minas y Geología de Guinea, y el otro supuestamente pertenecía al Ministerio de Recursos Minerales de Sierra Leona. Sin embargo, ambas KPC eran documentos falsos, como se pudo comprobar después, procediéndose a la detención del falsificador.

¿Cómo funciona el proceso de certificación?

La importación y exportación de diamantes en bruto está sujeta, en la mayoría de países, al Sistema de Certificación del Proceso de Kimberley (KPCS). Un mecanismo de certificación internacional creado a comienzos de los 2000 para proteger el comercio legítimo de diamantes en bruto y prevenir el comercio de los llamados "diamantes de sangre".

Los países miembros que participan en el KPCS deben utilizar un documento denominado Certificado del Proceso de Kimberley (KPC) en la importación y exportación de diamantes en bruto, un certificado con un formato específico que identifica los envíos individuales de diamantes en bruto y los certifica como en cumplimiento de las KPCS.

El KPC debe registrar el país de origen de los diamantes, el peso en quilates y la masa de los diamantes, su valor, el nombre del exportador o importador de diamantes y la autoridad gubernamental que los emite.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

GOLDANDTIME| Diario online de Información Joyera y Relojera

Grupo

GOLDANDTIME.ORG es un Diario online del Grupo NEXO
© Copyright Grupo NEXO | ® Todos los Derechos Reservados
Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Gestor PDF Digital EditMaker 7.5