cabecera
    26 de septiembre de 2020

La necesidad de los tasadores de conocer los métodos modernos de fabricación de joyas

Por Manuel Llopis | A estas alturas del siglo XXI, todos sabemos que el diseño de joyas por ordenador, es una realidad. La figura del joyero artesano que delante de su tabliz , sobre una astillera y encima de su pastera modelaba la plata, con limas, esmeril, sierras, alicates, tenazas, buriles, soldaduras, etc. , realizaba piezas totalmente a mano, creaba diseños, ha dejado paso a otro actor, si cabe, mas tecnológico, mas moderno, sus herramientas son un ordenador programas, teclados, pantallas, ratón, impresoras 3D, …, etc..

Tabliz de madera de un artesano joyero, con sus herramientas limas, embutidores, balanza, blanquiment, limatones, alicates, cepillos, mortero, etc. A la derecha, mural de herramientas del artesano joyero Manuel Llopis Chisvert.


El diseño por ordenador se empezó a extender en nuestro sector y ha dado trabajo a mucha gente, además de que muchos joyeros se han tenido que reinventar y adaptarse a las nuevas tecnologías.

Yo hice mis pinitos hace muchos años con el programa JewelCAD. CAD son las siglas en inglés diseño asistido por ordenador. Me gusta mucho la tecnología y quería montar allá por el 2002, una joyería al público con gemas y diseño por ordenador a la carta, al gusto del cliente, para diseñar y crear en su presencia la joya que va a llevar la gema que ha elegido. Ahora esta idea ya es habitual en algunas joyerías. En fin…, el proyecto para mí se quedó en el tintero.

Esta tecnología te permite conseguir mucha minuciosidad en las piezas, muchos detalles bien ejecutados, ajustes de engastados de piedras perfectos, insuperables simetrías, impecables miniaturas, detalles que hechos en piezas a mano , o eres un figura o acabas destrozando la pieza porque no se sabe lo que es.

En el diseño ya puedes preparar el ajuste de las monturas para que las piedras encajen perfectamente. Imagen de 3Desing.


Con esta tecnología se ha podido ahorrar en muestrarios, en stock de piezas, en stock de oro, plata o platino, ya que puedes enseñar muchas piezas, que a la vista en foto o en una pantalla parecen terminadas, parecen reales, por ejemplo en un catálogo online, o en un book, y no has tenido que invertir en comprar ni un solo gramo de metal para hacerlas, te ha bastado con el diseño por ordenador y el renderizado de la pieza.

Renderización es un anglicismo usado en la jerga informática para referirse al proceso de generar una imagen fotorrealista a partir de un modelo 2D o 3D por medio de programas informáticos. El resultado de mostrar dicho modelo o imagen se le llama «render». Tenéis que saber que también existen programas específicos de renderizado, con texturas, brillos, transparencias, reflejos, colores, bibliotecas de fondos, de piedras y de metales, etc., con resultados increíbles, que dan un realismo espectacular, hasta el punto de que puedes hacer un video en 3D de una joya que no existe. Los mejores emplean muchísima memoria, necesitas ordenadores muy muy potentes.

Ejemplo de una empresa que presenta su catalogo online realizado por ordenador, pero con un realismo fotográfico, que parecen reales.

Según algunas estadísticas en Internet los seis mejores programas de diseño de joyas por ordenador para Windows 10 son:

LibreCAD y TinkerCAD, ambos son de diseño de joyas para principiantes
SketchUp y RhinoGold son para usuarios intermedios
Matrix y AutoCAD para joyeros intermedios y avanzados.

He visto a gente que de golpe y repente te dice “soy diseñador de joyas”. ¡Vaya! ¿así sin más?, ¿de un día para otro?. ¡No!, en mi opinión para diseñar por ordenador lo primero es estar familiarizado con los ordenadores, con sus sistemas operativos, hay que comprar el programa y aprender a manejar todas sus herramientas, su biblioteca de objetos, él solito no hace los dibujos y diseños, es necesario hacer cursos para aprender y coger soltura, esto cuesta tiempo y dinero, unos programas y cursos mas que otros, pero luego hay que practicar mucho, no es tan simple.

Ayuda mucho si tienes dotes de dibujante, si te gusta y tienes “mano” para dibujar y mas aún si perteneces al sector y estás familiarizado con las joyas. Tienes que conocer previamente un montón de cosas como por ejemplo como son los diferentes tipos de engastados, articulaciones con pasadores, los diferentes cierres en broches brazaletes y pulseras, conocer algo de las gemas, sus tallas y formas, y multitud de detalles.

En definitiva tener claro al diseñar una joya por ordenador que se va a poder ejecutar de una forma satisfactoria. Cuantos han diseñado una pieza y luego al realizarla te encuentras con cantidad de problemas como por ejemplo: las culatas de las piedras no caben, o los cierres no se pueden camuflar, o no ajustan, o mal diseño de cierres, o apliques complicadísimos de manejar y que va a repercutir en que la futura dueña de la pieza no pueda ponérsela por la dificultad en los mecanismos, o que esta pieza va a balancear, o nunca va a quedar bien puesta…, etc. Quiero decir que diseñar no es tan fácil, requiere de muchas prácticas y de muchas pruebas-error, en definitiva constancia dedicación y tiempo, con un coste elevado de dinero.

Trabajando un diseño de sortija con monturas redondas para engaste de piedras. Imagen de www.iberopuebla.mx

Cuando ya tenemos el diseño de una pieza, se convierte en un archivo que te guardas en una carpeta en tu ordenador, para lo cual creas diferentes secciones, sortijas, pulseras, pendientes, etc. Pero ahora hay que materializar ese archivo en una joya real. Para ello necesitamos la ayuda de una impresora 3D.

De la misma manera que imprimimos una foto digital en un papel de calidad fotográfica o en una cartulina mate, usamos tintas en cartuchos para impresoras de inyección de tinta, o toners para impresoras láser, pues para la impresión de piezas en 3D, también hay varias técnicas que utilizan multitud de materiales, que obviamente también tienen un coste económico. Os enumero algunas de ellas:

  • Estereolitografia, utiliza el principio de fotopolimerización para crear modelos 3D a partir de resinas sensibles a los rayos UV. La resina disuelta en una cuba se va solidificando a medida que pasa un láser capa por capa.
  • Poliyet, combina la tecnología Inkjet y el uso de fotopolímeros que son materiales que se endurecen cuando entran en contacto con la luz ultravioleta. Es decir inyecta gotas de resina líquida a través de un cabezal como en las impresoras de inyección de tinta y al mismo tiempo la luz UV lo solidifica.
  • Sinterizado selectivo por láser, utiliza polímeros en polvo, el mas común poliamida o nylon. La impresión se realiza capa por capa, a partir de polvo fusionado gracias a la temperatura generada por un láser CO2.
  • Modelado por deposición fundida, un filamento succionado y fundido por el extrusor de la impresora 3D, va depositando el material de manera muy precisa, capa a capa sobre una placa de impresión. Utiliza el PLA (ácido poliacético) y el ABS (Acrilonitrilo butadieno estireno).
  • Impresión en metal, a través de un proceso conocido como sinterización láser de metal directo o DMLS. Básicamente utiliza metal en polvo, oro, acero, aluminio, cobalto, etc. Es un proceso relativamente moderno y se vislumbra como el futuro de la joyería. El proceso cuece el polvo para luego solidificarse. Una vez terminada la impresión, la pieza se le da el acabado final con un electro pulido.

SLA, impresión 3D por estereolitografía. Imagen de www.3dnatives.com

Modelado por deposición fundida.

M-Jewelry es la primera impresora de resina con una gran precisión pensada para la industria joyera y dental. utiliza la tecnología DLP (Digital Light Processing), con fotopolímeros que se solidifican mediante una fuente de luz. La impresora promete una precisión de 32 o 50 micras de resolución XY y 1 a 100 micras de grosor.


Actualmente uno de los problemas que nos encontramos los tasadores de joyas cuando nos disponemos a estudiarlas y valorarlas, es cómo cuantificamos el trabajo del diseño por ordenador, qué valor tenemos en cuenta cuando hacemos el escandallo de una joya. Como tasador de joyas y queriendo ser justo en la valoración, en lo primero que te fijas de la pieza es saber como se ha hecho, que métodos se han empleado para hacerla.

Esto requiere conocer los diferentes procesos y las huellas que dejan en las piezas, esta experiencia se labra a base de ver muchas piezas, de visitar ferias, talleres, conocer las máquinas, los hornos de microfusión, las impresoras 3D, etc. Yo crecí en el taller de mi padre, entre tablizes, laminadoras, trefiladoras, banco de estirar hilos, sopletes, crisoles, hornos de microfusión, centrifugadoras, inyectoras de cera, etc.

Os enumero algunos de los procedimientos para realizar una pieza de joyería:

  • Manual, proceso artesanal
  • Mecanizada: troquel, máquinas de cadenas, tornos, estampadoras, etc.
  • Mixta: manual y mecanizada
  • Molde y microfusión “cera perdida”, que los “sacadores de fuego” se encargan de dejar a punto para pulir y engastar
  • Pieza única modelada en cera que luego por microfusión la transformas en metal y la terminas manualmente,…
  • Mixta: parte manual y parte de microfusión... y más.


Si hablamos de impresoras en 3D significa que con un programa de diseño de joyas por ordenador, puedes imprimir con una impresora 3D la pieza en resina tantas veces como quieras, pero también puedes hacer un molde de ella y replicarla en cera innumerables veces. En definitiva significa que has replicado o copiado decenas, cientos o miles de piezas. Entonces está claro que es complicado saber si repercutimos el coste de hacer el primer diseño entre 10, 100 o 300 piezas. Esto para un tasador poco experto puede suponer un problema.

Piezas diseñadas por ordenador. Cadenas sin soldaduras en sus eslabones. Cada eslabón ha sido diseñado individualmente en ordenador pero ya articulado uno con el otro. Cada eslabón en su diseño lleva un bebedero que luego se corta y queda la cadena ya articulada, no se ha hecho ningún punto de soldadura. Los eslabones no están partidos ni abiertos para poder unirlos y luego soldar sus juntas, no, ya se imprimieron articulados.

Una pieza puede estar hecha una parte con diseño asistido por ordenador y como consecuencia hecha de microfusión y el resto puede estar hecho a mano, o mecanizado o mixto, o puede ser que la pieza esté hecha totalmente de microfusión y su forma nació en un ordenador, o puede estar hecha tradicionalmente a mano en plata, de la que se ha sacado un molde y has hecho decenas, cientos, miles… de copias, o también la has podido diseñar y esculpir en cera propiamente. Y esa cera, esa pieza se transforma en metal cuando la sueldas a un vástago de cera y la fundes por el mismo procedimiento de la cera perdida, microfusión.

En este caso el problema que puede presentarse es que reconociendo el procedimiento de hechura y viendo que es de microfusión, lo primero que piensas es que se han hecho muchas, sin embargo puede que la realidad no sea así, entonces, ¿cómo valoras su hechura?.

Cajas de escayola que son el soporte de un molde de caucho que sirve para inyectar la cera y replicar tantas veces como quieras. Se ven los originales hechos en plata, con sus bebederos y que sirven para hacer el molde de caucho, una vez liberada la pieza original, queda el hueco para llenarlo de cera, que luego por microfusión se convertirá en una pieza de metal.

Personalmente, estudio la pieza con minuciosidad, suelo ayudarme de un microscopio para observar si hay junta con soldadura o no, si está hecha de una sola pieza o no, si hay gránulos de burbujas, huellas de rebabas o juntas del molde, estrías de la impresora 3D, y muchos mas detalles que delatan el procedimiento.

Hay piezas que por su calidad de acabados, su estilo, sus piedras exclusivas, en especial la piedra central que no encuentras en el mercado otra igual, sé que aunque la pieza pueda estar hecha de microfusión, solo han hecho una. No puedo aplicar el mismo baremo que otra hecha por el mismo procedimiento pero con muchas copias.


La foto sobre fondo negro es un render del diseño por ordenador, es una imagen fotorealista. Las otras tres fotos corresponden a la pieza ya realizada. Pieza compuesta de tres metales, tres piezas que luego se ensamblaron manualmente. Cabeza en oro de ley amarillo, hocico y dientes en oro blanco y lengua en oro rosa. En este caso concreto se hizo por microfusión y solo se realizó una pieza.

En mi opinión, una de las soluciones a estas dudas para los tasadores en el momento de valorar la hechura de la joya, es que de la misma manera que hay obligación de poner los contrastes en las piezas donde se indica mediante números o símbolos el tipo de metal o metales de los que está realizada y el logotipo de la marca o del joyero que la comercializa o del diseñador que la ha creado, estaría bien que se homologara y estandarizara el uso para todo el sector, de otro punzón o grabado que indique mediante símbolos el método o métodos de fabricación de la pieza, así como, y esto creo que todavía es mas complicado, el número de serie de la pieza, o algún símbolo que tenga que ver con el número de piezas fabricadas. En mi opinión puede ser una opción para que los tasadores podamos valorar de una manera más justa.

Manuel Llopis es director del Laboratorio Gemológico MLlopis y colaborador de GOLD&TIME.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

GOLDANDTIME| Diario online de Información Joyera y Relojera

Grupo

GOLDANDTIME.ORG es un Diario online del Grupo NEXO
© Copyright Grupo NEXO | ® Todos los Derechos Reservados
Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Gestor PDF Digital EditMaker 7.5