www.goldandtime.org

República Democrática del Congo

Aunque la crisis de salud sin precedentes de 2020 afectó las operaciones de extracción de diamantes, Rusia, Australia y R.D del Congo representan las tres cuartas partes de la producción mundial de estas piedras preciosas.

Impulsado por la ONG Impact, el proyecto Digging for Equality (Cavando por la igualdad) inicia actividades en la República Democrática del Congo, Uganda y Zimbabwe con las que apoyará a las mujeres que trabajan en el sector de la minería artesanal en estos tres países para reducir las barreras que enfrentan, con propuestas legislativas en sus respectivas administraciones públicas.

De los más de 38 millones de personas que se estima viven de la minería artesanal y a pequeña escala (MAPE) casi el 30% son mujeres.

La pandemia del Covid-19 está mostrando la vulnerabilidad de las comunidades africanas dedicadas a la minería artesanal y la ONG canadiense Impact acaba de publicar un informe en el que recuerda una crisis similar vivida en la República Democrática del Congo. Hace dos años estalló allí un brote de Ébola que puso en jaque el delicado equilibrio para mantener una minería local auditada por entidades internacionales y libre de abusos. La ONG trabaja allídesde hace años con el proyecto Just Gold y Women for Peace y en este informe proporcionan un análisis del impacto del ébola en la región que podría ser útil para responder a la expansión del nuevo coronavirus.

Europa acaba de votar una ley para que las empresas controlen que los denominados 'metales de conflicto' --entre ellos el oro-- no financien a grupos armados o provoquen abusos contra los Derechos Humanos, especialmente en África. La nueva ley entrará en vigor a partir de 2021.
  • 1

"El comercio ilícito de oro de la República Democrática del Congo (RDC) continúa prosperando a pesar de los esfuerzos de administraciones y la industria a nivel internacional para 'limpiar' el sector". Así de contundente se muestra la ONG canadiense Impact en un amplio informe donde muestra cómo los exportadores registrados legalmente en la República Democrática del Congo, Ruanda y Uganda operan "de manera irregular sin temor aparente de sanción, a pesar de estar señalados públicamente por organismos como Naciones Unidas", aseguran.

La producción de oro en la República Democrática del Congo (RDC) continúa siendo un misterio. Según el informe que acaba de publicar Naciones Unidas el país cuenta con una de las mayores reservas de metales preciosos de toda África pero cientos de millones de dólares de esa riqueza nacional se escapan cada año hacia sus países vecinos --Ruanda, Uganda y Burundi-- por el coladero del contrabando, la extorsión de los grupos armados y la corrupción administrativa.

Mientras la Unión Europea y la OCDE avanzan para implantar una serie de medidas para garantizar que algunos de los metales que consumimos (entre ellos el oro) no sirvan para financiar a grupos y conflictos armados, varias ONG’s denuncian que la administración Trump estaría planteando dejar ‘fuera de juego’ la legislación que actualmente regula su comercio en aquel país.