cabecera
    4 de diciembre de 2020

Lisi Fracchia: La simplificación de líneas, el uso de gemas menos conocidas y la cercanía con el cliente son claves

La autora, con sus joyas.
Ampliar
La autora, con sus joyas.

Entrevistamos hoy a la joyera y gemóloga argentina afincada en España Lissi Fracchia. Un caso de éxito en el sector y prototipo de ‘joyera hecha a sí misma’ puesto que, procedente de un ámbito ajeno a la joyería, decidió apostar todo a la formación para en muy pocos años cosechar numerosos reconocimientos a nivel nacional e internacional y contar, sobre todo, con el respaldo de un público fiel que sigue respondiendo a pesar de los avatares de la crisis que atravesamos. Analizamos con ella las claves de este logro:

Proceder de un ámbito ajeno al joyero y conseguir destacar en muy poco tiempo —con numerosos galardones internacionales— es sin duda un logro digno de mención. En primer lugar, ¿Cómo y cuándo decides volcarte hacia la joyería? y sobre todo ¿Cuáles son las claves del éxito de Lisi Fracchia?

Muchas gracias, en primer lugar. Es para mí todo un orgullo y felicidad poder dedicarme a lo que realmente me gusta y me apasiona: la joyería y gemología. Fui docente en su día, y me hacía muy feliz también, pero tener mi propia firma de joyería hace de mi pasión por este universo mi profesión. La clave para tener éxito, en mi opinión, te dediques a lo que te dediques es trabajar y trabajar.

Para mí como diseñadora cada logro, cada reconocimiento o premio es importante, por lo que cada uno representa, pero me siento especialmente orgullosa del premio In Flux Award que recibí en Milán. Fue un verdadero orgullo porque resultó un concurso muy competitivo con la presencia de diseñadores de más de 57 países. Este premio también me abrió las puertas para exponer en Galerías de Arte en Italia y en Alemania.

¿Qué parte de ese logro tiene la formación en joyería y gemología en un centro/centros de prestigio, como el IGE? ¿Hay que seguir formándose constantemente?

Hoy en día contar con formación superior y conocimientos especializados y actualizados en tu área profesional será lo que te mantenga vigente y te destaque del resto. La actualización y el aprendizaje nunca terminan. Existen muchas maneras de seguir aprendiendo y capacitándote, por ejemplo el IGE ofrece, para sus asociados, cursos, conferencias y charlas gratuitas. Solo hay que proponérselo!

Pendientes con esfaleritas talladas por Egor Gavrilenko

¿Cómo defines el tipo de joyería que realizas y hacia qué tipo de público está dirigida?

Mi última colección presentada, llamada International Catwalk está inspirada en la mujer cosmopolita, independiente y dinámica. Creada con piezas versátiles que se transforman y que tienen varias posibilidades de uso para adaptarlas a todos los estilismos, a los de día y a los de noche.

El confinamiento ha hecho a todo el mundo volcarse a internet e internet es también un factor importante en la difusión de tu trabajo. ¿Qué presencia tienes online (web, redes sociales..) y cuánto tiempo le dedicas al trabajo ‘digital’?

Todo el que puedo, me encanta tener contacto con mis clientes y seguidores a través de las redes sociales, que yo misma manejo día a día. Para el tema de la huella digital en internet, salidas en prensa, editoriales de moda y crecimiento de marca tengo el apoyo de mi agencia de comunicación.

Sin embargo aparte de volcarse en la promoción online también es cierto que el contacto directo, los contactos personales también son imprescindibles; ¿es así?

Sobre todo en la alta joyería, los clientes lo valoran mucho. Una joya tiene que verse, tocarse, sentirse, probarse... Pero para colecciones cápsulas y piezas más comerciales, también hago envíos a clientes que ya me conocen o clientes que solicitan joyas para regalos.

Anillo y pendientes con gemas naturales de color y brazalete en oro con la silueta de la península ibérica.

Me resulta muy curioso e inspirador a la vez que el empleo de una gema intrínsecamente española como es la esfalerita, que estaba casi olvidada para joyería, se haya puesto en valor gracias a una argentina y un ruso: A ti como diseñadora y a Egor Gavrilenko como maestro lapidario. ¿Cómo surge esa relación con esta gema?

España es un país maravilloso que atrae a gente de todas partes. Tal vez, viniendo de fuera se aprecian mejor algunas cosas especiales que tiene. Así fue, que Egor se fijó en la esfalerita y empezó a tallarla, creando su web de gem-sphalerite.com, en principio para coleccionistas de gemas raras. La esfalerita es muy delicada, tiene dureza muy baja, pero su índice de refracción y la dispersión muy altas, lo que la convierte en una gema espectacular a la vista. Como joyera formada en Brasil, no la conocía y al ver algunas piedras de Egor enseguida pensé que con mucho cuidado se podría utilizar para crear joyería muy especial.

Conocí a Egor cuando colaboramos en un proyecto de gemología, ayudé a traducir al portugués el Curso de Gemología Básica Online, curso gratuito dirigido a joyeros que él acababa de lanzar como jefe de estudios del IGE. Me enseñó algunas de sus esfaleritas y así surgió esta colaboración que sigue hasta ahora.

En este sentido, ¿Hay otras gemas ‘olvidadas’ y a precios razonables que no tienen nada que envidiar a las tradicionales empleadas en joyería?

¡Sí, por supuesto! Para personas con conocimientos en gemología se abren unas posibilidades enormes para salirse de lo habitual, y a precios muy razonables. El público masivo genera demanda para las gemas más conocidas, mientras que otras variedades pueden ser más raras y atractivas, pero no se cotizan tanto por ser menos demandadas. Por poner algún ejemplo, los zafiros de colores fantasía – rosas, amarillos, naranjas, violetas, verdes – son más raros en la naturaleza que el tradicional zafiro azul, pero no alcanzan sus precios.

Otro ejemplo, el grupo del granate, tiene variedades prácticamente de cualquier color, pero se conoce sobre todo la gama tradicional de granates rojos. Mientras tanto, por ejemplo, el granate verde tsavorita, no tiene nada que envidiar a la esmeralda en intensidad de color, brillo, durabilidad y rareza, pero no llega a sus precios por ser menos conocido y demandado. El granate espesartina, de color naranja es espectacular, el heliodoro, etc.


La joyería española debería simplificar sus líneas y modelos para adaptarse a las nuevas generaciones más minimalistas. Utilizar y valorar más las gemas de color menos empleadas aquí pero que en Europa y EEE.UU ya tienen presencia en los mejores escaparates


Este periodo de confinamiento ha sido un momento de formación y de reflexión para muchos. ¿Ha cambiado algo, o vas a cambiarlo, en tu faceta como diseñadora y joyera?

La Covid 19 nos ha cambiado y afectado a todos. Como persona, me he volcado en cuidar de mi familia y los míos. Como profesional, he tenido momentos en los que mis sentimientos han podido salir a la luz a través de nuevos diseños. Pero como a todo el sector, también he visto proyectos y eventos truncados: Fui invitada por el Gobierno de la India y la presidenta de la Asociación Mujeres Brillantes, Ali Pastorini, para participar en la semana de la joyería en Jaipur, planes que tendrán que esperar por el terrible momento que vivimos. También tenía programado un viaje a Estados Unidos para una presentación con la gemóloga Diana Jarrett. Espero poder contaros más pronto sobre mis nuevos objetivos y que esta situación actual debida al Covid 19 pase lo más pronto posible. Deseo también salud para todos vosotros y vuestros lectores.

Como profesional extranjera residente en España y con un amplio conocimiento del Latinoamérica y el mundo anglosajón, ¿Qué crees que le falta a la joya española para saltar a la primera línea de la joyería internacional?

En mi opinión la joyería española debería simplificar sus líneas y modelos para adaptarse a las nuevas generaciones más minimalistas. Utilizar y valorar más las gemas de color menos conocidas aquí pero que en Europa y Estados Unidos ya tienen presencia en los mejores escaparates, como tanzanitas, morganitas, kunzitas... por nombrar sólo algunas.

Se habla mucho de que el consumidor está cambiado sus preferencias de compra y ahora se decanta más por marcas más cercanas, con compromiso social y ambiental, y con una joyería que vaya algo más allá de la simple estética. ¿Has percibido también esos cambios?

Sí, absolutamente, siento que el consumidor valora ahora más que nunca el slow fashion, el diseño a medida, exclusivo y ambientalmente responsable. Puedo decir que siempre he tenido una cartera de clientes que han venido buscando esto y esta tendencia me beneficia como marca: Lisi Fracchia alta joyería.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

GOLDANDTIME| Diario online de Información Joyera y Relojera

Grupo

GOLDANDTIME.ORG es un Diario online del Grupo NEXO
© Copyright Grupo NEXO | ® Todos los Derechos Reservados
Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Gestor PDF Digital EditMaker 7.5