www.goldandtime.org

Fraude

OPINIÓN | TRIBUNA

Por Carles Báguena | Los artículos sobre el aumento de fraude online de joyas y el del gemólogo valenciano Manuel Llopis sobre la correcta denominación de las gemas publicados en GOLD&TIME ponen en relieve un importante problema que existe en España.

El Instituto Gemológico de América acaba de detectar un caso más de intento de fraude con un diamante sintético. En este caso, la gema llevaba un certificado auténtico pero que en realidad había sido expedido para otra piedra. Es decir, se trata de un falso duplicado, con un diamante muy semejante al original, pero en este caso sintético.

El HRD de Amberes acaba de alertar sobre un nuevo intento de fraude con topacios. A sus manos llegaron dos supuestos diamantes incoloros en bruto (50,08 y 38,18 quilates) que tras el análisis resultaron ser topacios cortados y limados a modo de octaedro. En España, laboratorios como el IGE o MLlopis han detectado en otras ocasiones fraudes similares.

El laboratorio suizo SSEF acaba de lanzar una advertencia: Un gran número de zafiros procedentes de Madagascar están entrando al mercado y en algunos casos se han detectado certificados que falsamente atribuyen su origen en Cachemira. El año pasado se encontró un enorme yacimiento en la isla y desde entonces muchas gemas salen del país sin control.

CIBJO muestra su preocupación por el uso de terminología inadecuada

SE VENDEN PERLAS NATURALES CULTIVADAS. Este es un anuncio desgraciadamente muy común en decenas de webs de venta de joyas y gemas que, por ignorancia o mala fe, trasladan al público una idea totalmente equivocada sobre el origen de las perlas.

OPINIÓN | EDITORIAL

Éramos pocos y paríó la abuela. Detrás de tan rupestre expresión se esconde la irrefutable verdad de que la ciencia y la tecnología hacen posibles cambios tan relevantes que cada día muestran cómo es posible alterar el orden natural de las cosas. Aunque no siempre sea con buen fin.

El gemólogo Manuel Llopis describe la frustación de un coleccionista de piezas de jade que resultaron ser falsas

El mes pasado, sin quererlo, ¡Nunca lo pretendemos! frustramos la ilusión de un cliente coleccionista de "jades".  Trajo la colección que durante bastante tiempo ha ido recopilando para documentarla gemológicamente, con datos, imágenes, con antigüedad y con su valoración. Nos comenta que a él se las han vendido como jades y como tal las ha ido comprando en diferentes sitios y proveedores.